Sam Bird gana en Londres y Nelson Piquet se hace con el título

London Formula E ePrix, Battersea Park, London - 28 Jun 2015.

Un final de temporada frenético y emocionante con victoria del inglés Sam Bird y Nelson Piquet primer ganador en la historia del título de la Fórmula E

Frenética carrera la vivida en Londres para cerrar la temporada inaugural de la Fórmula E. A diferencia de la carrera disputada ayer sábado, la de hoy ha sido mucho más animada, y al estar el título en juego, ha brindado muchísima emoción.

London ePrix 2014/2015 - Battersea Park

Tras una clasificación difícil por la aparición de la lluvia, los tres aspirantes al título partían de posiciones poco propicias para la victoria, Buemi sexto, Lucas Di Grassi decimoprimero y Nelson Piquet Jr. decimosexto, pero una buena salida, principalmente de los dos últimos, hizo que las posiciones tras la luz verde del semáforo fueran quinto, noveno y decimosegundo, respectivamente.

En las primeras vueltas, Di Grassi presionaba intensamente a Durán, que formaba un pequeño tapón, y Nelson Piquet, seguramente fruto de su estrategia conservadora de energía, perdía el contacto con Turvey, que le precedía.

Mientras Sarrazin marcaba un buen ritmo, Nelson Piquet seguía perdiendo tiempo respecto a su compañero, que lo aventajaba ya 5 segundos en la vuelta 7, y Prost lo empezaba a acosar. Por su parte, Di Grassi se mantenía a menos de medio segundo de Durán, pero era incapaz de superarlo.

Entretanto, el debutante Yamamoto quedó fuera de carrera tras embestir por detrás a Trulli en una maniobra poco comprensible.

Las vueltas pasaban, y todo seguía igual. Por delante Sarrazin seguía liderando y manteniendo un segundo de ventaja, y en cuanto a los aspirantes al título Buemi se mantenía en quinta posición, Di Grassi no podía con Durán y Piquet seguía perdiendo tiempo a la par que Prost lo incomodaba. Eso hizo que tuviera que emplear su Fanboost en la vuelta 10 para recuperar algo de tiempo con sus predecesores.

Un final de campeonato muy emocionante, que demuestra que la Fórmula E puede ser una competición atractiva y con futuro

El drive through con el que es penalizado Vergne por exceder el consumo de energía permitido, conlleva que Di Grassi y Piquet puedan aumentar una posición y acercarse un poco más a Buemi, mientras que Nelson Piquet sigue manteniendo un consumo conservador de la batería que hace que en la vuelta 12, mantenga aproximadamente 10 puntos porcentuales más de energía que sus rivales. Con esta situación, Buemi se convertía en líder del campeonato, y por tanto en campeón.

Como decíamos, el uso conservador de la energía que fue practicando Piquet durante la primera parte de la prueba, hace que pueda estirar su parada hasta la vuelta 16, mientras que Di Grassi entraba en la 14 y Buemi en la 15. Tras el cambio de monoplaza, Buemi pierde el control de su coche, realizando un trompo que permite que Di Grassi quede pegado a él. En esos instantes Buemi ocupa la sexta plaza, seguido de Di Grassi en la séptima, y Piquet se sitúa en la décima posición, tras una salida de boxes en la que queda emparejado con Prost.

No da tiempo a mucho más cuando el accidente de Leimer provoca la salida del safety car y que reagrupa a todos los monoplazas y vuelve a relanzar la carrera a falta de 8 vueltas.

Tras la retirada del coche de seguridad, Bird aprovecha para adelantar a Duval, que cae de la segunda a la cuarta posición al ser también sobrepasado por D’Ambrosio.

En la vuelta 23, Nelson Piquet consigue adelantar a su compañero de equipo, Turvey, y a Salvador Durán, colocándose octavo, tras Buemi y Di Grassi. Esta posición le devolvía el liderato del campeonato a Piquet por tan sólo un punto.

Advertido de la situación, Buemi consume su fanboost intentando sobrepasar a Senna, lo que le devolvería el liderato, pero no lo logra, aunque el acercamiento le permitirá acosarlo en las vueltas restantes.

Las últimas vueltas se viven con tensión e incertidumbre. La energía restante en la vuelta 26 era del 33% para Buemi, 29% para Di Grassi y 39% para Piquet, al que la posición que ocupaba le servía para salir campeón de Londres. Aunque no sólo había luchas para dirimir el vencedor del campeonato. Por delante, Bird, que corría en casa, aprieta constantemente a Sarrazin, que empieza a tener problemas con la energía restante y para aguantar a Sam Bird.

La última vuelta es sencillamente de infarto. Buemi lo da todo en su lucha con Senna. Necesita adelantarlo para ser el primer campeón de la Fórmula E, o bien marcar la vuelta rápida, pero la proximidad al Mahindra descarta esta última opción. El piloto del e.dams-Renault intenta superar a Senna en todos los sitios, posibles o no, produciéndose algún que otro toque en maniobras con cierta agresividad, mientras que Piquet solo podía confiar en que el suizo no lograra superar a su compatriota, como finalmente fue, y que propició que Piquet se convirtiera en el primer campeón de la Fórmula E. Sin duda, Nelson Piquet valorará la férrea defensa que empleó Senna para mantener su posición, que a la postre también permitió que Mahindra superase en la clasificación por equipos a Venturi.

Nelson Piquet London ePrix Battersea Park

Bird, por su parte, también acosaba constantemente a Sarrazin, que a mitad de vuelta ya consume toda la energía permitida pero no lo consigue adelantar. Tras la victoria provisional de Sarrazin, el piloto francés fue sancionado con un drive through por exceder el consumo permitido, que se tradujo en 49 segundos de penalización, que lo llevaron de la primera posición a la decimoquinta, y propició la victoria de Sam Bird.

Sin duda, un final de carrera y de campeonato muy emocionante, que demuestra que la Fórmula E puede ser una competición divertida, atractiva y de futuro. Ahora sólo nos queda esperar unos meses hasta el inicio de la próxima temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *