Regulaciones para la temporada 2015-2016

FIA Formula E Championship

El final de temporada, siendo un visto y no visto, llegará con la próxima carrera en Londres, en Battersea Park el 27 y 28 de junio, habiendo dejado muy buen sabor de boca en su primer año de vida. Pero como toda competición, la evolución es necesaria y los primeros cambios en la reglamentación para el próximo año no se han hecho esperar.

Para la próxima temporada, 2015-2016, la potencia de los monoplazas aumentará gracias a una subida de 20kW, pasando a 170kW de potencia. Como consecuencia del aumento, el factor FanBoost tendrá una menor efectividad, pues sus 180kW se mantienen intactos, con lo que tan sólo habrá una diferencia de 10kW durante esos cinco segundos en los que el FanBoost aplica esa potencia de más. La sesión clasificatoria, al igual que el FanBoost, se ha mantenido intacta, con una potencia máxima de 200kW.

A su vez, el World Motor Sport Council adelantaba que para la tercera temporada se espera llegar a un aumento de potencia, hasta alcanzar los 200kW tanto para carrera como para clasificación y 250kW para el FanBoost. Aun se necesita trabajar sobre las baterías y los trenes de potencia antes de llegar a ese punto.

McLaren Formula E MGU

Motor McLaren (MGU)

Pasando al apartado mecánico, las regulaciones para la temporada 2015 recogen la permisividad del uso de dos cambios de motor, conversor y caja de cambios sin penalización, y un único cambio de batería. En el caso de los motores (MGU -Motor Generator Unit-) se podrá hacer uso de hasta 2 unidades de potencia como ya sucedía en esta primera temporada, aunque tan sólo un diferencial será permitido y ambos motores deberán ofrecer la misma potencia en todo momento.

La suspensión en la que Spark ya se encuentra trabajando debe ser de doble horquilla independiente con barra estabilizadora trasera y un único muelle helicoidal. Todo ello construido en acero.

A su vez, el uso del titanio en la construcción de materiales quedará prohibido. Eso permitirá un ahorro en los costes de fabricación, lo cual es una de las más importantes premisas de la Fórmula E.

Los constructores disponen de 15 días de pruebas entre el 1 de enero y el 1 de agosto. Estas pruebas pueden ser llevadas a cabo por sus propios pilotos, pero no podrán realizarse en los circuitos, ni utilizando las ruedas, de esta primera temporada. A su vez, el 1 de junio fue la fecha indicada para conseguir pasar las homologaciones necesarias por la FIA, y las pruebas de fiabilidad de componentes (o shakedown) quedarán recogidos en la regulaciones para la temporada 2015 del campeonato.

En términos del circuito y eventos, tan sólo la sesión de clasificación sufrirá unos ligeros cambios para la próxima temporada, y pasará a ser una sesión que podría finalizar antes de tiempo, aligerando todo el proceso, siempre y cuando todos los pilotos hayan marcado su tiempo y se encuentren estacionados dentro del parque cerrado.

Dentro del garaje, la seguridad ha sido el punto a mejorar y los equipos se enfrentarán a penalizaciones en el caso de incumplirlas, aunque aun no se han dado a conocer tales datos. Por otra parte, se permitirá la presencia de 2 ingenieros más en el box, pasando a ser 15 personas en total, más otros 2 para aquellos equipos constructores.

Por nuestra parte, seguiremos atentos a nueva información o cambios al respecto, pues esperamos que la segunda temporada sea un paso importante en la consolidación de esta competición y algunos puntos aun han de ser refinados o quizás modificados. Aun así, la base para la segunda temporada ha sido definida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *